Regala Dulzura

¿Sabías que de lo que das recibes?

Si te dedicas a andar enojad@ o amargad@ todo el día recibirás la misma amargura de vuelta, o al menos no harás tú día mejor.

En cambio si haces un pequeño esfuerzo por sonreir, ser amable, saludar, recibirás tantas sonrisas que te sorprenderás. Y es que cada una de tus acciones resultan atraer más de lo que haces a tu vida.

Entonces, ¿te imaginas que vas a recibir si regalas dulzura? Hoy te invito a hacer la prueba.

Puedes hacer un gesto de amabilidad, sonreir, ser cortés, dar un asiento, abrir una puerta, pero con gusto, algo tan sencillo puede cambiar el día de otra persona, o dar un poquito de alivio ante los problemas que pueda tener. Funciona incluso regalar dulces!! 🙂

Espero que lo intentes, y te dispongas a recibir DULZURA, porque llegará a manos llenas.
Dulce Namasté

Cerrar Ciclos

Hoy quiero enseñarles una meditación que me ha resultado muy buena para cerrar ciclos.

La vida nos llena de experiencias y situaciones que van pasando pero que de alguna manera nuestro inconsciente no permite que se convierten en parte de nuestro pasado y no nos permitimos dejarlas ir, puede pasarnos con personas, animales, lugares, situaciones, incluso cosas materiales, que sabemos que ya no tenemos, que están fuera de nuestra vida pero nos seguimos aferrando con nuestros pensamientos y constantes recuerdos, así, vivimos en ese pasado, en lo que ya ocurrió, lo que ya no tenemos, lo que ya se fue, y que ya no es parte de nuestra vida. El aferrarnos solo nos estanca, no nos permite avanzar, ni mucho menos vivir y disfrutar el momento presente. No le damos descanso a la mente 😦

Hoy les regalo esta hermosa práctica que he creado para visualizar todo aquello que necesitamos dejar ir, y así poder cerrar ciclos y avanzar.

Recuerden usar su imaginación y visualizar lo que sea necesario: un trabajo o un cargo que ya no tienes, una mascota que ha fallecido, una casa en la que ya no vives, una amistad que terminó…todo lo que sientas que no te deja seguir, y que puede que con tu incesante pensamiento tampoco permitas que se vaya en paz y siga su camino. No se trata de olvidar, sino de saber que el pasado no nos pertenece y no debemos aferrarnos a él.

Cierra los ojos, respira profundo algunas veces hasta que te sientas relajado.
Imagina que estás sentado dentro de un círculo, este círculo no se logra cerrar porque cada una de las cosas que no dejas ir se interpone en las líneas que lo definen. Empieza a visualizar…imagina aquello que deseas soltar, eso que te produce incansables pensamientos, eso que muchas veces no te permite dormir…eso está ubicado en el borde del círculo, impide que se cierre, puede ser una o varias cosas, pueden ser sentimientos, enojo, tristeza, pueden ser personas, cosas, lugares, no te limites en lo que ves…tómate un minuto para recordar el sentimiento que esto te trae, si es tristeza ya debe irse, si es enojo ya es pasado, si es alegría ya vendrán mejores y mayores. Ahora pedimos a

Arcangel Azrael que saque de TU círculo todo aquello que has visualizado, que se lo lleve para que cada cosa pueda fluir por si misma, seguir su camino y permitirte seguir el tuyo, que te ayude a cerrar ciclos en tu mayor beneficio. Pedimos a Arcangel Chamuel que llene los vacíos que van quedando con hilos de amor de color rosa, entretejiendo los vacíos, para lograr las uniones y el cierre. Ahora siente como te llenas de amor, y de nuevas oportunidades…tu mente experimenta un vacío sano, que queda abierto para que nuevas ideas, nuevos proyectos, personas, lugares y cosas puedan ocupar esos espacios. Te llenas de dicha, al saber que ya puedes seguir, que ya el pasado se ha ido y quedó atrás, que ahora hay espacio para lo bueno y lo positivo. Prepárate para recibirlo.

Quédate un momento en este sentimiento. Cuando estés list@ agradece a Dios por estar contigo y ser parte de ti. Respira profundo algunas veces, y con calma y relajad@ vuelve a tu estado de conciencia.

Haz esto con calma, sin apuros…recuerda que la vida no apura.

Puedes hacerlo tantas veces como creas necesario.

Espero de todo corazón que te resulte positivo y liberador.

Namasté