¿Para qué sirve la meditación?

La meditación tiene diferentes técnicas y formas de llevarse a cabo, lo importante al elegir cuál o cuáles son para ti es probar con varias y hacer la práctica hasta conectar con alguna que te resulte beneficiosa, y considerar siempre que puedes adaptarla a ti.
Pero, de qué se trata, en qué nos beneficia o para qué sirve meditar…
El estado meditativo nos permite estar en el momento presente y darle descanso a la mente.
Nuestra mente está en constante actividad, siempre llenándonos de pensamientos voluntarios o involuntarios. Voluntariamente podemos tener y atraer los pensamientos que queramos, con diferentes fines, positivos o negativos. Involuntariamente, la mente se encarga de mantenernos llenos de pensamientos sin darnos cuenta ni haber decidido de manera consciente que así sea, sin ningún tipo de control ni de filtro, y así es la mayor parte del tiempo.
La finalidad de la meditación es intentar aquietar la mente de todo pensamiento para lograr un estado deseado e ideal de paz interior. Y digo “intentar” porque no es facil y no siempre se puede lograr, pero aceptando los pensamientos y siendo conscientes de ellos, también se logra meditar, entonces se trata de pensar a voluntad.
Una posible meta, luego de tiempo de práctica es silenciar la mente por completo y cuando la mente se calla, podemos disfrutar del momento presente, del ahora, porque ya no estamos llenos de pensamientos, somos libres. En ese momento somos uno con el Ser, no hay pensamientos, no hay problemas, no hay pendientes, ni emociones negativas, ni apegos ni resentimientos, y podemos experimentar un enorme bienestar, un estado de quietud, tranquilidad, de paz, siendo esté el estado natural del ser humano…ese instante en el que no somos presas de nuestros pensamientos…somos libres.
Es por esto que meditamos, para alcanzar la paz, aquietar la mente, acallar y/o controlar los pensamientos.
En mi blog les comparto meditaciones y oraciones que se pueden hacer día a día dentro de nuestra rutina y sin necesitar un espacio o un tiempo determinado para hacerlo, porque a veces no lo tenemos, entonces es mejor hacerlo de acuerdo a nuestra necesidad y no a nuestra posibilidad y sin mucha preparación.
Te invito a intentarlo…
¡No te limites!
Namasté

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s