Primera meditación…

Como ya les comenté, para momentos de sobrecarga emocional por los traslados a mi trabajo, y el aguante de apretujes y golpecitos de gente y puertas (y algunos moretones por aquí y por allá), hace unos días he creado una meditación en tiempo presente para estar en el ahora con mi cuerpo y no dejar que me afecte tanto esto a nivel emocional, a lo físico ni modo… entonces aquí les va, a ver si a alguien le puede servir tanto como a mí.

ESTAR EN TU CUERPO:
Inicia dando algunas respiraciones profundas, llenando tu abdomen al inhalar y vaciando tu abdomen al exhalar…si es posible, cierra los ojos, esto al menos las primeras veces trata de hacerlo con los ojos cerrados (luego puede funcionar con los ojos abiertos y concentrarte igual, es cuestión de práctica), no necesitas estar sentad@, puedes hacerlo de pie en el transporte público de tu preferencia 🙂 y si vas en tu vehículo personal no lo hagas si tú vas manejando, te puedes relajar mucho y desconectarte, y no queremos ser causante de moretones ajenos.

Repite mentalmente:

Siente tus pies, la planta de los pies, siente los dedos de los pies, uñas, empeine…siente tus pantorrillas, rodillas, siente tus muslos…siente tu entrepierna, vejiga, nalgas, coxis…siente tu vientre bajo, tu ombligo, tu estómago, siente como al inhalar se infla, tranquilo, relajado…siente tu pecho, siente tu corazón, sus latidos…siente tu clavícula, siente tus hombros, siente la parte alta de tu espalda y ve bajando, siente la espalda dorsal, lumbar, sube…siente tu cuello, tu nuca, tu cabeza y tu corona, séptimo chakra…siente tu frente, tus sientes tu entrecejo, tus ojos, tus parpados, siente tus orejas, tu nariz, siente tu boca, siente tu lengua, baja…siente tu cuello, siente tus hombros, baja…siente tus brazos, tus codos, antebrazos, siente tus muñecas, tus manos, tus dedos, tus uñas…ahora eleva tus manos hacia el cielo (de forma mental, imagina que subes tus manos)…permite que tus manos recibían la energía divina del creador, energía de paz, de amor… lleva tus manos a tu pecho, depositando la energía recibida en tu corazón…ahora junta tus manos a la altura de tu pecho y en señal de reverencia inclínate ante la Divinidad y da la gracias a Dios, gracias por recibir esta bendición, gracias por recibir…(lo que necesites en este día) porque ya está hecho, así sea y así es. AMEN.
La idea es que tú mismo seas tu propi@ guía y quien dirija la meditación, debes hacerlo despacio y en calma, respirando en tranquilidad. Y cuando menciones cada parte de tu cuerpo debes concentrarte en ella, sentirla, los pies en el piso, la temperatura del cuerpo, la sensación de la posición o la ropa. Puedes agregar más partes del cuerpo, los órganos internos, las cejas, las pestañas, lo que quieras, todo en ti es vida, así que puedes permitirte sentir, personaliza esta meditación.

Con esto, notarás cambios en tu día, y estarás presente…¡¡¡experiméntalo!!!

 

Namasté

3 comentarios en “Primera meditación…”

  1. Me encanta la idea de meditar aunque sea unos minutos en el ajetreo, ya que la verdadera paz se consigue encontrando la quietud en medio de la tempestad. Hermoso comienzo de este maravilloso blog!!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s